20/9/15

Bolso en punto bobo con trapillo

De vuelta...


Tras un parón obligado, vuelvo a la carga con el blog, espero seguir contando lo que tejo de forma regular de nuevo. Allá vamos. 



Agosto fue un mes para el relax y la vuelta a las agujas. Con tiempo libre de sobra pude idear este bolso para utilizarlo en mis vacaciones como neceser.

Un bolso útil, no sólo de cara a la playa, sino para seguir utilizándolo para guardar muchas cosas a lo largo de todo el año.
Aquí os dejo como lo tejí.

Materiales:
Trapillo para agujas del nº10-12.
Agujas nº10-12
Tijeras
Corchetes


Mi idea fue crear este bolso en punto del derecho o también punto bobo , pero podéis utilizar el punto que queráis teniendo en cuenta que el trapillo es un material que estira más que la lana y también del grosor del mismo, ya que será más pesado. 
Como mi idea era que el punto quedara en la vertical, por darle un toque más original, monté 26 puntos, aproximadamente unos 30 cm de ancho , tejí 48 cm de largo, lo suficiente para que mi bolso tuviera una capacidad media. 


Una vez terminada estas medidas, cerramos los puntos y damos forma a nuestro bolso.
Para ello y a gusto de cada uno, dejamos más o menos tejido para crear la solapa. Tened en cuenta que a mayor solapa menos capacidad y viceversa. 

Los laterales del bolso deben ser unidos teniendo en cuenta el volumen de los objetos que podemos introducir en él.  Para ello vamos a aportar a cada lateral unos centímetros de cada parte tejida. En mi caso he aportado 6 centímetros en total a cada lado, lo que permite introducir elementos de varios volúmenes y dimensiones. Lo utilizamos así porque no hemos tejido aumentos para crear la labor, y porque además esta acción nos aportará un toque más redondeado a nuestro bolso.

Por último coseremos dos cierres, en este proyecto he utilizado corchetes, que he situado a una altura intermedia para que el bolso se cerrase sin tener recovecos por los que se puedan salir nuestros objetos.  Pero podéis utilizar los que queráis.

Como consejo:
El trapillo tiene dos características, es bastante moldeable, por lo que podéis darle forma al final si algo no os encaja. Y por otro lado, es bastante pesado por lo que no os aconsejo proyectos de enormes dimensiones.

Podéis tener un bolso útil en un par de tardes a la vez que podéis decorarlo con lo que queráis, en mi caso no he querido ponerle ningún adorno pero eso lo dejo a vuestra elección. 

Espero que os haya gustado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario